Que ver en Helsinki, Finlandia

La cercanía de culturas diversas ha conferido a Helsinki un carácter cosmopolita, más difícil de apreciar en otros puntos de país. Aunque moderna, en Helsinki no hay rascacielos, por el contrario los espacios son amplios, los parques y la cercanía del mar le siguen otorgando a la ciudad un aire íntimo. Es un lugar que cambia de color en las diferentes estaciones del año, y sobre todo en verano, cuando se llena cada vez más de turistas.

Turismo

Estos son los 10 lugares que no debes dejar de visitar durante un Fin de Semana en Helsinki:

Plaza del Senado

La Plaza del Senado o Senaatintori, con su aire y estilo rusos, es el centro de la ciudad. Entre los edificios más llamativos que rodean la plaza se cuentan la sede de la Universidad de Helsinki y la Catedral Luterana.

iglesia san nicolas

Catedral de Helsinki o Iglesia de San Nicólas. Foto de Mikhail Petrov.

Mercado del Pescado

A 100 metros de la plaza, el Mercado del Pescado Kauppatori, hoy convertido en un bullicioso punto de venta de diferentes mercancías. Si buscas surtirte de productos gastronómicos, entra sin duda al Viejo Pabellón o Kaupahalli.

Catedral Uspenski

En el islote de Katajanokka, se levanta la Catedral Uspenski (10:00 a 16:00), el mayor templo ortodoxo de Escandinavia y el más notorio recuerdo de la influencia rusa en ese país. Muy cerca, está el Parque de la Explanada o Pohjoisesplanadi, un lugar para descansar antes de ir de compras y visitas a museos en la avenida Mannerheimintie.

Museo de Arte Contemporáneo Kiasma

El Museo de Arte Contemporáneo Kiasma (M: 9.00-17.00, Mi-D: 10.00-20.30; 5,50 euros), un punto de encuentro local en verano, cuando la gente llena sus terrazas o se tumba en el césped alrededor de la estatua de Mannerheim. Muy cerca está El Parlamento (S-D 10:00 a 14:00).

El Museo Nacional

El Museo Nacional o Kansallismuseo (M-MX: 11.00-20.00; J-D: 11.00-18.00; 5,50 euros), es el mejor lugar para ponerte al día sobre la historia del país.

Auditorio Finlandiatalo

Muy cerca del Museo Nacional se encuentra el Auditorio Finlandiatalo, obra del gran arquitecto Alvar Aalto. Aunque un poco más alejado el Teatro de la Opera, también parte del legado artístico de Alvar Aalto, merece una visita.

Templo de la Roca

El Templo de la Roca o Temppeliaukio Kirkko, es quizás la construcción más singular de la ciudad. Este pequeño espacio está tallado en un gran peñasco y especialmente su bóveda resulta digna de ser observada.

Jardín Botánico

El Jardín Botánico o Talvipuutarha, aunque un poco alejado es muy bonito. Si quieres comprobar tu larga caminata hasta aquí, sube a la torre del Estadio Olímpico, que con sus 70 metros es el mejor mirador sobre la ciudad.

La isla fortaleza de Suomenlinna

La isla fortaleza de Suomenlinna, aunque a una hora en ferry desde el muelle del mercado de Helsinki, es una visita imprescindible. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el fuerte que domina el conjunto de islotes fue construido a mediados del siglo XVIII, por los suecos, que buscaban defenderse de las acometidas de los rusos.

Suomenlinna

Hoy, los capitalinos aprovechan sobre todo el verano para perderse en su rincón favorito de la fortaleza, sea dentro del complejo o cerca de los imponentes acantilados. Suomenlinna alberga un puñado de interesantes museos, así como tiendas, cafés y restaurantes.

mapa helsinki

Plano de la ciudad de Helsinki. Foto de Iurikothe.

Restaurantes donde comer

La capital tiene una buena oferta gastronómica, pero no es fácil llenar el estómago con un presupuesto exiguo. Sin llegar a los extremos de otras capitales escandinavas, los restaurantes de Helsinki son caros. Si no quieres llorar cada vez que te traigan la cuenta, y huyes del fast food en cuanto puedes, la opción más oportuna es que aproveches alguno de los numerosísimos bufés en los que almorzar hasta reventar por unos pocos euros, como: Café Ekberg (Bulevardi 9), Café Lasipalatsi (Mannerheimintie 22), RAX Pizza Buffet (Mikonkatu 8), y Café Esplanade (Pohjoisesplanadi 37). Los UniCafes son también una buena opción para comer por poco dinero, te recomendamos: El Ylioppilasaukio (Mannerheimintie 3).

Vida Nocturna

Aunque en el centro de Helsinki es muy fácil pasar un buen rato por la noche, te será necesario destinar un presupuesto amplio a una salida nocturna. Es complicado encontrar una cerveza por menos de 5 euros. Buena parte de los locales con mejor ambiente están en las calles Eerikinkatu y Uudenmaankatu. Te recomendamos: Molly Malone´s (Kaisaniemenkatu 1), Erotajja (Erottajankatu 15), Corona (Eerikinkatu 15), Saunabar (Eerikinkatu 27), Storyville (Museokatu 8) y Fennia (Mikonkatu 17).

Compras

No te recomendamos que vayas de compras por Helsinki, pues todo es muy caro. Si quieres llevarte algún recuerdo a casa, date un paseo por el mercadillo del muelle.

Curiosidades

La sauna ha existido en muchas culturas, pero es en Finlandia donde se ha entrelazado con la cultura nacional. En días pasados, la sauna era el lugar más práctico para bañarse en los largos inviernos, cuando no se disponía de agua caliente. Se estima que en Finlandia existen dos millones de saunas para una población de 5 millones. La presidenta tiene una sauna oficial y también el primer ministro. Además los apartamentos de la ciudad como las casas de campo disponen de sauna. La sauna tradicional se calienta con madera que se quema dentro de una estufa. La puerta se cierra después de que la madera se haya quemado con lo que la mayor parte del humo ya ha salido fuera dejando que las brasas mantengan caliente la sauna y den un suave aroma a madera. Todas las saunas tienen unas piedras que se calientan en la estufa y a las cuales se arroja agua para aumentar la humedad. La etiqueta o protocolo básico en la sauna es bastante simple. Lo primero es quitarse toda la ropa. Se considera de buena educación el ducharse antes de entrar. Cuando salgas de la sauna, métete en un lago, rueda por la nieve o, como es más corriente en el caso de visitantes extranjeros, toma una ducha.

Viajar con niños

Finlandia es un país muy abierto a los viajeros con niños o en plan familiar por lo que encontraremos restaurantes equipados con tronas y hoteles con cunas. Las opciones que hallaremos para disfrutar en familia son excursiones en ferries, visitar el zoo, pasarlo en grande en el parque de atracciones Linnanmaki, el acuario Sea Life.

En el plano cultural podemos visitar el museo de Kiasma, el cual es muy interactivo. En la localidad cercana de Suomenlinna esta el Museo del Juguete, el Museo del Tranvia y el Museo del deporte.  Otra apuesta segura es el Museo de Historia Nacional con dinosaurios.

Por ultimo si nuestro viaje es en la temporada de invierno tendremos la posibilidad de patinar sobre el hielo.

plaza donde esta la estacion de helsinki

Plaza estación de trenes de Helsinki, Rautatientori. Foto de Ana Paula Hirama

Visita de un día

Por lo general si la visita es de un día significa que hemos llegado a la ciudad en ferrie desde algún país báltico. En ese caso empezaremos nuestra visita a Helsinki en el puerto. Nada más llegar veremos imponente la Catedral de Helsinki o Iglesia de San Nicólas ubicada en la Plaza del Senado donde también encontraremos el edificio de la Universidad. Ademas del mercado al aire libre Kauppatori donde veremos un obelisco de piedra conocido como la Piedra de la Emperatriz, el monumento más antiguo de la ciudad de Helsinki.

A pocos pasos veremos otro símbolo de la ciudad, Havis Amanda, una estatua de una mujer desnuda en el lado oeste del mercado. Antes de dejar esta zona visitaremos el Palacio Presidencial con centinelas en sus puertas y donde reside el presidente de Finlandia.

Seguimos al este a Senaatintoti, el centro de la ciudad, donde hay varios museos como el Museo de la ciudad o la Casa Sederholm, centros religiosos. Ademas de gran variedad de sitios para comprar o comer algo. Continuando nuestra ruta encontraremos el parque Esplanadi un buen lugar para disfrutar en verano y donde están los famosos almacenes de compras Stockmann.

En los alrededores esta el museo de arte contemporáneo, la estación de trenes Rautatientori, la galería nacional Ateneum y el Parlamento. Avanzamos al oeste y allí se ubica la iglesia de Temppeliaukio, su peculiaridad es que esta excavada en la roca. Mas al norte esta la opera nacional, Ooppera Talo, y siguiendo al norte el Estadio Olímpico construido en 1952, donde hay un ascensor en la torre que nos subirá a 70 metros de altura pudiendo obtener unas bonitas vistas de la ciudad.

Continuamos hacia el parque Sibelius en honor al compositor Jean Sibelius, luego proseguimos por la costa hasta la playa Hietaranta, la más popular de Helsinki. En la cercana plaza de Hietalahti hay un mercado de antigüedades. Para finalizar podemos caminar al centro de la ciudad por la avenida Bulevardi pasando por delante de la iglesia Vanha Kirkko.

Deja un comentario